Cómo cuidar a un bebé en verano

Cómo cuidar a un bebé en verano

Con cada estación vienen un conjunto de miedos y precauciones diferentes, y el verano no es diferente a las otras estaciones, pero no por ello hay que preocuparse, al contrario, se debe de disfrutar del buen tiempo en familia y sacarle el máximo partido a la estación de la diversión por excelencia.

Antes de empezar con los cuidados a tener en cuenta, debemos recalcar, y enfatizar en el hecho de que no es recomendable que los bebés menores de los 6 meses vayan a la playa debido a la alta exposición al sol, y la presencia de la arena y el viento, pero una vez superados los 6 meses, el bebé podrá empezar a disfrutar de la playa con el resto de la familia, pero sin abusar de la exposición al sol.


ALIMENTACIÓN

La alimentación no cambia del resto del año, sin embargo, sí que se debe de consumir más líquido debido al calor. Por ello, en caso de que el bebé sea lactante, la madre deberá tomar una mayor cantidad de líquidos para que la producción de leche no se resienta.

En caso de que tome leche de fórmula, en los días de extrema calor, es recomendable que se añadan unos 10 cc de agua en cada biberón que tome al día para que beba más agua y no se deshidrate. 
En caso de que tu bebé ya sea mayor de 6 meses, en días de extrema calor puedes ir introduciendo a lo largo del día pequeñas cantidades de agua.

HIGIENE 

Debido a la calor del verano, los bebés sudan más, lo cual puede llevar a lesiones cutáneas por la zona del pañal, o cualquier otra zona de pliegue en el cuerpo, y es que estas zonas suelen ser las más sudorosas, y por lo tanto, con las que más cuidado hay que tener.

Para proteger a tu bebé de cualquier lesión cutánea, asegúrate de darle baños diarios (no pasa nada si en días de extrema calor le das un segundo baño, y podrías alargar su duración), y, asegúrate de aplicar cremas hidratantes y protectoras para prevenir cualquier lesión, pero también en caso de que ya se haya producido, ya que podrá escocer y molestar al bebé.

También puedes dejarlo jugando una alfombra de juegos en el suelo donde se sentirá libre y fresco (además de protegido y seguro) en lugar de estar en la cama, o en los brazos de alguien constantemente, dónde será más fácil que le entre el calor.

ROPA

A pesar de que las temperaturas aumenten, el bebé no debería estar desnudo por mucho tiempo, pero para sobrellevar la calor, se le deberá vestir con telas transpirables, y de fibras naturales como por ejemplo el algodón, el hilo o el lino.

También se debe de tener en cuenta que la prenda sea de colores claros, y no sea muy ajustada a la piel, (cuanto más holgada mejor para la transpiración, para el movimiento y la ventilación).

Para finalizar, a pesar de que todos estos últimos puntos son muy importantes, y se deben de tener en cuenta en el cuidado del bebé en esta época del año, también es crucial que disfrutes de tu bebé, porque no hay nada que un bebé quiera más que el amor de sus padres, por lo que juega, ríe, abraza, mima y disfruta al máximo, porque eso va a marcar una gran diferencia en el crecimiento de tu bebé.















Regresar al blog