¿Qué son los biberones anticólicos?

¿Qué son los biberones anticólicos?

Los biberones anticólicos incorporan en su diseño un sistema que reduce y evita la ingesta de aire durante las tomas de los más pequeños, evitando así la posibilidad de cólicos en los bebés. 

Los bebés pueden sufrir cólicos por varios motivos, con lo que hay que tener en cuenta que los biberones anticólicos no garantizan que tu bebé no sufra cólicos. Ahora bien, gracias al sistema de entrada de aire conforme el bebé succiona, se reduce la ingesta de aire de forma muy notable.

Si te estás leyendo este post seguro que estás investigando qué biberón anticólicos comprar para tu bebé así que sigue leyendo y sal de dudas.

¿Cómo elegir el mejor biberón anticólicos para ti?

En general las variaciones de los biberones anticólicos radican en el material, en las características de la tetina y en la capacidad. 

A continuación te detallamos las diferencias principales para ayudarte a elegir el mejor biberón anticólicos para ti y para tu bebé.

Tipos de materiales 

Pueden encontrar biberones anticólicos hechos con vidrio, látex o plástico libre de BPA. Los biberones de vidrio muchas veces no son la primera opción pero gracias a los avances en tecnología debemos empezar a considerarlos como una opción ganadora. 

Los biberones de vidrio anticólicos son más fáciles de limpiar que los de plástico, no cambian de forma con las altas temperaturas, permiten una mejor succión, son más higiénicos y respetuosos con el medioambiente.

Los biberones de plástico son los más elegidos por los padres, son un todoterreno para cualquier situación. Antes de elegir un biberón de plástico debes estar seguro que es libre de BPA, sin melaminas ni poliamidas y con todos sus certificados. 

Tipos de tetinas

Comúnmente existen 2 tipos de materiales de tetinas, de látex y de silicona, sus características a continuación:

Las tetinas de látex están hechas de un material natural resistente a golpes y arañazos pero con una posible degradación con el paso del tiempo. Esta degradación es debida a la grasa de los alimentos y la luz solar con lo que deberás reemplazar la tetina aproximadamente cada dos meses. 

Las tetinas de silicona están hechas de un material artificial transparente muy resistente al paso del tiempo. Estas tetinas son mucho más resistentes a la temperatura, a la grasa e incluso a luz solar pero son un poco más delicadas que las de látex. Deberás tener cuidado que tu bebé no muerda la tetina para evitar posibles rasguños y verás que se acerca la hora de cambiarla cuando empiecen a aparecer mordiscos en ella. 

Los tamaños de biberones para recién nacidos oscilan entre 150 ml y 350 ml y la elección de la capacidad dependerá del uso que le queramos dar. Lo más recomendable es comprar varios tamaños para utilizar según la necesidad del momento. 

Esperamos haberos ayudado a aclarar dudas y si queréis más consejos podéis leer todos nuestros posts.

Regresar al blog
1 de 3